Cómo es la maniobra contable del Gobierno para poder gastar los dólares extra del FMI durante la campaña

Mediante un DNU incorporó al Presupuesto 2021 los US$4334 millones de los Derechos Especiales de Giro (DEG) recibidos del organismo, pero la articulación dispuesta en la norma le permitirá recurrir a mayor emisión monetaria futura para financiar el déficit fiscal.

Cómo es la maniobra contable del Gobierno para poder gastar los dólares extra del FMI durante la campañaEl ministro de Economía Martín Guzmán y el presidente Alberto Fernández .

Casi al mismo tiempo que se anunciaba el nuevo Gabinete, el Gobierno emitió el viernes un DNU para incorporar al Presupuesto 2021 los Derechos Especiales de Giro (DEG) recibidos del Fondo Monetario Internacional (FMI) por un monto equivalente a u$s 4334 millones.

La decisión, que se formalizó a través del Decreto 622/2021, le permitirá el Ejecutivo aumentar el gasto en las próximas semanas sin incumplir con la Carta Orgánica del Banco Central (BCRA). La medida se alinea con el reclamo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que había cuestionado en su carta pública del jueves, la gestión económica y la subejecución del presupuesto 2021.

¿Cómo se concreta esto? Como el DNU 622 integra al Presupuesto a los recursos otorgado por el FMI, el Gobierno podrá eludir la restricción respecto de los “adelantos transitorios” que la autoridad monetaria puede otorgar a la Tesorería. Estos adelantos no deben exceder la suma equivalente al 20% de la recaudación de los últimos 12 meses ni el 12% de la base monetaria.

Concretamente, el artículo 1° permite incorporar al cálculo de recursos corrientes $ 422.174 millones, que es el equivalente en pesos de los US$4334 millones, que serán serán destinados a financiar el Presupuesto General de la Administración Nacional.

Luego, el artículo 3° autoriza al Órgano Responsable de la Coordinación de los Sistemas que integran la Administración Financiera del Sector Público Nacional a “emitir letras denominadas en dólares estadounidenses” por un monto de hasta US$4334 millones (la mismo valor que los DEG que ingresaron al BCRA), con amortización íntegra al vencimiento, precancelables total o parcialmente.

De esta forma, el BCRA le compra los DEG al Tesoro a cambio de emisión de pesos y con esos recursos el Tesoro puede gastar más, eludiendo la restricción de la Carta Orgánica del organismo, y le coloca a la autoridad monetaria una letra intransferible con la cual esta le paga al FMI.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que la Argentina está «en un proceso gradual y persistente de desinflación» y remarcó que la situación del país es «robusta» para evitar cimbronazos con el dólar, que en los últimos días escaló con fuerza en la previa a las elecciones.

Varios economistas salieron a advertir lo sucedido y criticaron la maniobra, una práctica a la que ya había apelado Cristina Kirchner durante su presidencia en 2009.

“Pasó lo que se adelantó hace tiempo. Con fuentes de financiamiento monetario al Tesoro al límite de la CO (Carta Orgánica), los DEG se venden por pesos y luego se recuperan con una Letra Intransferible para pagar al FMI. Se usan dos veces, como en 2009. Esto también vuelve”, señaló al respecto Gabriel Caamaño, de la Consultora Ledesma, en la red social Twitter.

Y añadió: “1) Pesos por DEG 2) Pesos contra AT 3) LI contra DEG 4) Capacidad recuperada para emitir AT. Bonus track, acomodaste el resultado fiscal con un nuevo ingreso extraordinario como transferencia corriente”.

También por esa red social, Martín Vauthier, de la consultora Anker (que encabeza el ex titular del BCRA, Luis Caputo), advirtió: “Hoy el principal escollo para el crecimiento del consumo es el desequilibrio monetario. No había uso más expansivo para los DEGs que reforzar balance BCRA. Ni pagar al FMI (con acuerdo) ni aumentar fin monetario disponible. Si se cancelan AT, debería modificarse CO para bajar límite”.

Por su parte, Federico Furiase, también de la misma consultora, afirmó: “La venta de DEGs al BCRA contra pesos y la LLII aumenta la caja del Tesoro en pesos por 1% del PBI para financiar más déficit y cubrir vencimientos en pesos si no acompaña el market. El costo: más emisión y eventualmente más Leliqs a los bancos (riesgo cambiario)”.

Desde el Ministerio de Economía emitieron un comunicado en el que buscaron explicar el sentido del decreto en cuestión, ero que terminó .

“El Decreto dispone la incorporación al Presupuesto vigente 2021 la asignación extraordinaria de los Derechos Especiales de Giro (DEG) distribuidos por parte del FMI para poder hacer frente al pago de los próximos vencimientos con la entidad. En particular, la medida registra como recurso corriente a los DEG y, en contrapartida, incorpora el pago de intereses y amortizaciones al FMI por un total de $393.000 millones (partidas que no estaban previstas en la Ley de Presupuesto 2021)”, señalaron.

En esa línea, añadieron: “Por su parte, el DNU establece la emisión de una Letra Intransferible que permita mejorar la composición del financiamiento del Tesoro Nacional, sin que el DNU modifique el gasto primario presupuestado. Asimismo, se informa que el Tesoro destinará los $422.174 millones recibidos como contrapartida de la venta de DEG al Banco Central de la República Argentina para cancelar Adelantos Transitorios en el monto de $422.174 millones”.

La maniobra paso por paso
Los DEG del FMI son propiedad del Tesoro. A través del decreto que se conoció este fin de semana, el Gobierno incorpora esos US$4334 millones a los recursos corrientes del Presupuesto 2021, contabilizados a su valor en pesos, unos $422.174 millones (artículo 1°).
En el artículo 2° del DNU 622 se modifica el presupuesto de este año y se asigna ese dinero a cancelar adelantos transitorios del BCRA. Los adelantos transitorios son “préstamos” de la autoridad monetaria al Tesoro que implican un aumento de los pesos en circulación.
Como explicaron los especialistas antes nombrados, el Tesoro cancela deuda con el BCRA porque la capacidad de este último de seguir emitiendo dinero a través de adelantos transitorios está en su límite. La Carta Orgánica del Central establece que no se puede conceder adelantos transitorios más allá del equivalente del 12% de la base monetaria y del 20% de la recaudación tributaria de los últimos doce meses.

La emisión monetaria, que se disparó desde el inicio de la pandemia, generaba el riesgo de que no se pudieran financiar los gastos de este año y el que viene.

12, aumentos en el salario mínimo, las jubilaciones y el piso de Ganancias
El último paso de la maniobra contable viene dado por los artículos 3° y 4° que autorizan al Tesoro a colocarle al Banco Central deuda. Se trata de Letras Intransferibles, por el equivalente a US$4334 millones, el monto en dólares que giró el Fondo.
Así, por un lado el Ministerio de Economía usa los DEG para cancelar obligaciones con el BCRA, y así permitirle seguir emitiendo pesos, y por el otro lado recupera esos mismos DEG al colocarle deuda a cambio de ellos.

De esta forma, el BCRA tendrá ahora la capacidad de emitir $422.000 millones extra para financiar al gasto y nuevo papel de deuda en dólares en su balance, las Letras Intransferibles, que no tienen ningún valor de mercado ni se pueden transformar a dólares.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Comentários no Facebook